powered by
Socialbar
ALIMENTACIÓN EN EL EMBARAZO , SALUD FíSICA SHARE
Loading
TAGS
nutrición alimentación saludable embarazo peso

RECOMENDACIONES
Propiedades, beneficios y ejemplos de jugos naturales. Los jugos naturales de frutas y vegetales nos proporci...
Durante el año escolar, una de las principales preocupaciones de los padres es la nutrición de sus hijos mi...
Etapa que comprende: Los 9 meses de gestación. Una dieta balanceada y nutritiva, si bien es primord...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
Etapa que comprende:
Los 9 meses de gestación.
Una dieta balanceada y nutritiva, si bien es primordial a lo largo de la vida de las personas, lo es aún más durante el embarazo; esto debido a la necesidad de satisfacer los requerimientos nutricionales del bebé.
El consumo de energía debe aumentar durante este periodo, se recomienda un aumento de 150 Calorias durante el primer trimestre y 350 Calorías durante los últimos 2 trimestres.
Las mujeres con peso pregestacional adecuado, es decir con IMC normal o con un peso saludable antes del embarazo, deben esperar un aumento entre 250 y 300 gramos por semana (entre 10 y 12 kg durante el embarazo) para lograr un aumento de peso saludable, quienes se encuentran por debajo de su peso se recomienda un aumento de entre 12.5 y 18 Kg, quienes presentan sobrepeso deben aumentar entre 7 y 11.5 Kg, y aquellas con obesidad deben aumentar 6 Kg. como máximo,
Dieta saludable

Una dieta saludable durante los primeros meses del embarazo se debe caracterizar por lo siguiente:

Variedad de alimentos. Los pilares de una dieta sana están en la selección de una variedad de alimentos que juntos proveerán un nivel de energía y nutrientes necesario para la salud maternal y el desarrollo y crecimiento fetal. Incluya en su dieta todos los grupos de alimentos: cereales y granos, frutas, vegetales, lácteos, carnes y grasas.

Usted debe consumir lo suficiente para aumentar de 1-2 kilos durante los primeros tres meses del embarazo. Además de comer determinados alimentos, también es muy importante beber bastante líquido diariamente. Debe intentarse beber 2 litros diarios de líquidos (8 vasos).

Hacer comidas regulares (no ayunar ni saltarse comidas). Si su patrón normal de alimentación incluía saltarse comidas o pasar hambre por más de 8 horas, este es un buen momento para cambiarlo. El consumo de tres comidas diarias, y si es necesario, varias meriendas al día, ayuda a mantener un suministro de glucosa óptimo para el feto.

Durante el embarazo, tres nutrimentos son de especial importancia: ácido fólico, hierro y calcio.

El ácido fólico es una vitamina muy importante durante los primeros años de vida de la mujer. Esta vitamina forma parte del complejo B y durante el embarazo ayuda a la formación del sistema nervioso del bebé. Las fuentes principales de ácido fólico son: hígado, vegetales verdes, frijol, jugo de naranja y cereales integrales.

El hierro es un mineral muy importante durante todo el ciclo de vida de la mujer. Un estado nutricional adecuado de hierro ayuda a mejorar el rendimiento, la vitalidad, el aprendizaje y además ayuda a prevenir anemia. La ingestión diaria recomendada de este mineral es de 17 mg; lo podemos encontrar en carnes rojas, vegetales verdes, leguminosas y cereales fortificados. Se recomienda la ingestión de alimentos con vitamina C para mejorar la absorción del hierro.

El calcio es un mineral necesario para la formación, fortaleza y crecimiento de los huesos; vital para las funciones musculares normales y para la coagulación sanguínea. Durante el embarazo, el calcio es importante para la formación de los huesos y dientes del bebé. Podemos encontrarlo en productos lácteos, tortilla, algunos minerales y cereales fortificados. La recomendación diaria es de 900 mg.

Algunas recomendaciones prácticas son:

• Beber agua natural constantemente durante el día y mantener un consumo de fibra adecuado; ya que es común que se presenten problemas de estreñimiento durante esta etapa además la suplementación con hierro, que en algunas ocasiones nos indica el médico, puede agravar el problema de estreñimiento. Un consumo adecuado de fibra puede ayudar a mejorar los síntomas del estreñimiento.

• Llevar un buen control del peso durante el embarazo, ya que el sobrepeso y la obesidad son factores que complican el embarazo y el trabajo de parto. Además se ha observado que un peso saludable de la madre reduce el riesgo del bebé a padecer algunas enfermedades, como obesidad, hipertensión y diabetes en la edad adulta.

• Evitar fumar, consumir bebidas alcohólicas, café y medicamentos que no sean recomendados por un profesional de la salud, ya que éstos pueden afectar el crecimiento y el desarrollo del bebé.

• Realizar ejercicio ligero con regularidad o caminar al menos entre 20 y 30 minutos diariamente; la actividad física intensa puede llegar a ser perjudicial si no se está habituada a ella. Es recomendable consultar al médico sobre la intensidad y frecuencia del ejercicio que se quiere realizar. 

• Es aconsejable incluir de 2 a 3 porciones de leche o productos lácteos al día, de esta manera se puede incrementar el consumo de calcio y de proteínas. Se recomienda elegir productos lácteos bajos en grasa.

• Incluir diariamente cereales integrales, verduras de hoja verde y frutas frescas o secas; pues estos alimentos proporcionan fibra, vitaminas y minerales para ayudar a cubrir tus necesidades diarias.

• Limitar el consumo de sal y alimentos que la contengan; recuerda que el sodio está directamente asociado con el incremento de la presión arterial. Además es común que se presente retención de agua durante esta etapa de la vida y moderar tu consumo de sal te ayudará

 

Una alimentación adecuada durante el embarazo ayuda a garantizar la salud de la madre y al óptimo crecimiento y desarrollo del bebé. 





Compartelo en :



blog comments powered by Disqus