powered by
Socialbar
ALIMENTACIÓN EN INFANTES , SALUD FíSICA SHARE
Loading
TAGS
alimentación infantes leche materna

RECOMENDACIONES
Etapa que comprende: Los 9 meses de gestación. Una dieta balanceada y nutritiva, si bien es primord...
Etapa que comprende; Del nacimiento a los 2 años. Alimentación en el infante; La leche matern...
Todos hemos escuchado hablar del término de calorías al referirnos a los alimentos, y hemos llegado a consid...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
Etapa que comprende; Del nacimiento a los 2 años.
Alimentación en el infante;
La leche materna es la mejor fuente de nutrición para los primeros 6 meses porque contiene las cantidades apropiadas de carbohidrato, proteína y grasa. Esta proporciona las enzimas digestivas, los minerales, las vitaminas y las hormonas que tu bebé necesita. La leche materna también contiene los anticuerpos que pueden ayudar a tu bebé a resistir infecciones. Los expertos del cuidado médico recomiendan amamantar a tu bebe durante el primer año de vida.
Ablactación
La ablactación es cuando se incorporan a la dieta del niño alimentos diferentes a la leche materna para cubrir sus necesidades incrementadas de energía y nutrimentos, sin suspender la lactancia materna.
Para una adecuada nutrición y por otros grandes beneficios, se recomienda que los bebés sean alimentados con leche materna durante el primer año de vida y se debe de comenzar a introducir alimentos sólidos después de los seis meses de edad o antes, pero siempre de acuerdo a la recomendación de tu pediatra.
Se deben cuidar mucho las características de los primeros alimentos del bebé y poner atención en la respuesta o reacción que tenga el bebé ante los nuevos alimentos.
Te sugerimos seguir los siguientes puntos cuando empieces la ablactación de tu bebé:
- Introduce un solo alimento a la vez, de esta manera sabrás si tu bebé es alérgico o no a ese alimento.
- Ofrécele el mismo alimento durante 3 o 5 días para monitorear su tolerancia.
- Cuida que alimentos como el huevo, leche entera, miel, trigo, o algún alimento al cual algún familiar sea alérgico, sean introducidos después de los 12 meses de edad, ya que éstos le podrían ocasionar reacciones alérgicas.
- Procura que los alimentos tengan una consistencia extrasuave para facilitar su ingestión y digestión.
- No agregues sal ni azúcar a los alimentos para que el bebé conozca y se familiarice con el sabor natural de los alimentos.
- Idealmente debemos de comenzar con verduras y frutas. Puedes satisfacer con fruta el gusto de tu bebé por lo dulce.
- Si come entre comidas, incluye alimentos saludables en la dieta de tu bebé, los buenos hábitos comienzan desde temprano.
- No dejes solo a tu bebé mientras come.
De los 6 a 8 meses
Entre estas edades, el alimento principal del niño aún es la leche materna a libre demanda, pero la introducción de otros alimentos se hace necesaria para complementar su nutrición y acostumbrar al paladar a nuevas experiencias.
Algunos consejos para alimentar a tu bebé en esta etapa son los siguientes:
- Puedes hacer papillas de cereales sin gluten (arroz, maíz), frutas (manzana, pera, plátano, papaya), verduras y tubérculos cocidos (espinaca, calabaza, papa, zanahoria amarilla, zanahoria blanca).
- Se recomienda que las verduras se introduzcan a partir de los 6 meses y medio. Una vez que el niño se acostumbre a estos sabores, poco a poco incluya en su dieta otras frutas (guayaba, melón, durazno, sandía) y yema de huevo bien cocinada y aplastada.
- Evita la clara de huevo por el riesgo de alergias en niños menores de un año. Por la misma razón no des al niño cítricos (naranja, limón, mandarina, lima, toronja), piña o fresas; en especial si existe en la familia antecedentes de alergia alimentaria. A esta edad no le des leguminosas (lentejas, chícharos, frijol, garbanzos, habas), porque son de difícil digestión y provocan cólicos de gases.
- Es preferible dar al bebé los alimentos aplastados y no licuados para que se acostumbre a la textura y facilite la transición a alimentos más sólidos. Además, evita adicionar sal, azúcar, panela o miel a las papillas. Ofrece las papillas al niño en su propio plato y cuchara.
- Cada dos o tres días introduce variedad en la alimentación con un nuevo sabor a la dieta del bebé y vigila su tolerancia.
- Como el bebé aún toma leche materna, tres comidas (papillas) al día es lo adecuado. A menos de que tu niño te pida más o no tome leche materna, incrementa la alimentación complementaria con cinco porciones al día.
- A esta edad, el bebé puede empezar a tomar agua en una taza y con una cuchara, de acuerdo a su requerimiento.
De los 9 a 11 meses
- Mantén la lactancia materna conjuntamente con la alimentación.
- A esta edad tu hijo puede empezar a comer leguminosas (frijol, arvejas, lentejas, habas y garbanzos) cocidas y aplastadas. También ya puede recibir cereales con gluten (avena, trigo o cebada). Evita darle palomitas de maíz y frutas con semillas (uvas) por el riesgo de aspiración.
- A partir de los 9 meses, adiciona pollo cocido y triturado a las papillas de verduras.
- A los 10 meses, incluye pescado hervido y carne de res cocida en trozos pequeños. Puedes hacer la papilla con el mismo caldo de pollo o res, retirando previamente la grasa. El pan debe remojarse con el caldo de verduras de pollo o con leche materna, para evitar accidentes (obstrucciones).
- Motiva a tu hijo a alimentarse solo, aunque esto signifique que lo haga con las manos y ensucie todo a su alrededor. El niño aprende tocando y llevándose cosas a la boca, por lo tanto, mediante la manipulación de la comida aprenderá a coordinar sus movimientos y comerá con más destreza.
- Poco a poco prepara más espesos los alimentos e incluye porciones más sólidas en cada comida.
- Debes tener siempre en cuenta que la alimentación con sólidos es un proceso y que debe de iniciarse con pequeñas cantidades para incrementarlas diariamente.
- Entre estas edades, ofrece cinco comidas al día y mantén la lactancia materna.
- Si el niño no gana de peso, añade una vez al día dos cucharaditas de aceite vegetal limpio a la comida.
A partir del año de edad
- El niño debe incorporarse paulatinamente a la dieta familiar, pero siempre debe preferirse “lo espeso” a las sopas. Los alimentos prácticamente deben ser sólidos (trozos pequeños), evita darle todo licuado o semisólido.
- Una vez que se haya integrado a la dieta familiar, puedes incluir leche de vaca y sus derivados, clara de huevo cocinada, cítricos.
- A esta edad, el niño tiene que recibir las tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos entrecomidas o refrigerios (colación y merienda). La porción adecuada es aproximadamente un tazón por comida.
Lo más importante es lograr que tu bebé disfrute la hora de la comida.




Compartelo en :



blog comments powered by Disqus