powered by
Socialbar
¿SER JEFE O SER LÍDER? , LABORAL Y PROFESIONAL SHARE
Loading
TAGS
jefe lider liderazgo

RECOMENDACIONES
“Comienzo con la premisa de que la función del líder es producir más líderes, no más seguidores.” ...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
“Comienzo con la premisa de que la función del líder es producir más líderes, no más seguidores.” Ralph Nader
“El líder eficiente guía alentando y no tratando de infundir miedo en el corazón de sus seguidores.” Napoleon Hill
Aunque algunas personas puedan pensar que es lo mismo ser líder que ser jefe, en la realidad son aspectos distintos de liderazgo.
El ser JEFE es una situación que proviene de un estatus organizacional (empresarial, familiar, militar, etc.), en donde el puesto que se ocupa conlleva en sí mismo una capacidad de mando hacia los subordinados.
El ser LIDER es una situación diferente en la que el líder ha obtenido un reconocimiento de parte de un grupo de personas por sus cualidades de comunicación personal, por sus ideas, por sus logros personales, etc.
Existen JEFES que no son líderes y LIDERES que no son jefes en cualquier organización. El JEFE manda y los demás obedecen, les guste o no. EL LIDER convence a su grupo y generalmente aceptan sus tareas por convencimiento. En este caso estamos hablando de dos tipos de liderazgo: El LIDERAZGO FORMAL que viene de un puesto organizacional y que implica obediencia, pero no necesariamente aceptación; El LIDERAZGO REAL que se da por el carisma del líder y significa convencimiento y aceptación. Por supuesto, se dan los casos en que el JEFE tiene el carisma y la capacidad necesarias para llegar a ser también el LIDER del grupo, y para muchas personas, este caso es el ideal, ya que al conjuntarse ambas situaciones en una sola persona logra resultados extraordinarios con su equipo de personas.
Ahora bien, hablemos de los tipos de liderazgo que se pueden ejercer:
LIDERAZGO POSITIVO es aquel en el que el líder busca obtener logros de beneficio común para su organización y para todo el equipo: el empresario que busca aumentar los beneficios económicos para su empresa y al mismo tiempo los beneficios para sus empleados; el jefe de familia que busca el bienestar de todos los integrantes; el entrenador deportivo que obtiene triunfos que le proyectan a él pero también a todos sus deportistas, etc. Habrás reflexionado alguna vez ¿el porqué en algunos países la mayoría de los triunfos deportivos obtenidos en competencias internacionales son a nivel individual (box, clavados, karate, levantamiento de pesas, caminata, etc.) y muy pocos son los logros en deportes de conjunto? Esto indica que en el aspecto deportivo no tienen realmente líderes positivos en que logren sumar los esfuerzos de todos para obtener el triunfo.
Existe una anécdota que describe perfectamente esta situación:
Estaba un vendedor de cangrejos vivos en un mercado y tenía dos contenedores, uno tapado y otro sin tapa. Un comprador pregunta el porqué estaban así, a lo que el vendedor contestó: En ese contenedor hay cangrejos japoneses y lo tengo tapado porque si no lo hago, se pueden salir, empiezan a formar una pirámide entre ellos, unos sobre otros, hasta que logran alcanzar el borde superior del contenedor y luego forman otra pirámide hacia afuera y finalmente terminan saliendo. Muy bien, dijo el comprador, pero ese otro contenedor porqué lo tiene destapado. A lo que contesta el vendedor: ése no me preocupa, aquí están los cangrejos en los que si alguno quiere salir, no lo permiten ellos mismos, sucede que cuando alguno tiene la idea de salir y empieza a trepar, los demás lo jalan y no le permitirán subir nunca. ¿Te parece conocido este tema? ¿Cuántas veces nosotros mismos frenamos o impedimos que alguien triunfe o salga adelante? ¡Ya basta! Necesitamos líderes verdaderos y tú puedes ser uno de ellos.
LIDERAZGO NEGATIVO es aquel en el que el líder busca obtener solamente un beneficio personal y no el bienestar común (muchos políticos y líderes sindicales son clara muestra de liderazgo negativo) y también en el que el líder lleva a su grupo a realizar hechos negativos para la sociedad y de beneficio solamente para su grupo.
En ambos casos, los líderes tienen la capacidad y el carisma necesarios para influir en forma decidida en un grupo de personas y la decisión que tomen al utilizar sus habilidades los lleva a ser positivos o negativos. Una persona que sepa manejar diestramente un martillo puede utilizarlo para construir o para destruir, esa es su decisión y en este caso el martillo se equipara al grupo de personas en las que el líder influye.
“A la gente se la convence por la razón, pero se le conmueve por la emoción” El líder ha de convencer y conmover. No basta con que el líder conozca la forma adecuada de proceder. Ha de ser además capaz de actuar. El gran líder precisa, a la vez, la visión y la capacidad de conseguir lo adecuado.
Todos los líderes realmente especiales han poseído gran inteligencia, disciplina, laboriosidad y arraigada confianza en sí mismos. Les ha impulsado un sueño que les ha permitido congregar a los demás.
En los albores de la historia el concepto de autoridad estaba rodeado por una aura mágico-religiosa. El líder era concebido como un ser superior al resto de los miembros del grupo, con atributos especiales, se consideraba que estos poderes o atributos especiales se transmitían biológicamente de padre a hijo o era un don de los dioses, es decir, nacían con ellos. Sin embargo, aún entonces, se buscó a través de la transmisión de conocimientos y habilidades crear líderes.
Actualmente con el auge de la psicología, se ha tratado de fundamentar esta perspectiva a partir del fuerte vínculo psicológico que establecemos con nuestro padre, la primera figura arquetípica que tenemos. Estudios psicológicos sobre el liderazgo sostienen que buscamos en nuestros líderes la seguridad que nos proporcionaba el símbolo paterno. Y así, como conceptualizábamos a nuestro padre como un ser perfecto e infalible, reproducimos esta fijación hacia nuestros líderes, considerándolos, por lo tanto, más grandes, más inteligentes y más capaces que nosotros. Por ello, explican que individuos superiormente dotados serán vistos como líderes potenciales y colocados en una posición de liderazgo, donde, es posible se convertirán, incluso a pesar de ellos mismos en líderes.
Durante mucho tiempo se ha pretendido definir y medir los rasgos y habilidades de los líderes, sin embargo, no se ha logrado hasta ahora un consenso al respecto. Las listas y las explicaciones son muy diversas y amplias. Estos listados reflejan, más que las características verdaderas de un líder, los valores prevalentes en la sociedad o la imagen del líder ideal. Aunque actualmente ya no se piensa que estas habilidades son supernaturales y que las habilidades que hacen a un líder son comunes a todos, si se acepta que los líderes poseen éstas en mayor grado.
Los estudios sobre el liderazgo señalan que los líderes atienden a ser más brillantes, tienen mejor criterio, interactúan más, trabajan bien bajo tensión, toman decisiones, tienden a tomar el mando o el control y se sienten seguros de sí mismos.
Comienza por ser un líder de ti mismo, para ello es importante que tengas clara la visión de lo que quieres lograr en tu vida y proponte metas a corto, mediano y largo plazo. Posteriormente comparte tu visión con los que resuenen con ella y contagia tu entusiasmo, así más fácilmente alcanzarán sus objetivos. Permanece firme en tu camino, sostenido por tus convicciones y el éxito formará parte de tu vida.
Tú puede elegir ser un líder ejemplar de ti mismo, de tu familia, de tu comunidad. El mundo requiere de personas decididas a construir una realidad más armoniosa.
Para poner en práctica:
- De las características mencionadas en el artículo ¿Cuáles se ajustan mejor a la forma en que manejas tu liderazgo en la vida: como un líder o como un jefe?
- Elige al líder que más admires, puede ser un político, empresario, deportista, o de cualquier contexto. ¿Toma consciencia de cuáles son las cualidades que más admiras de dicho líder? Identifica cuáles de esas cualidades manifiestas en tu vida y cuáles te gustaría que formaran parte de ti. Ahora con tu imaginación visualiza una película mental en la que te veas a ti mismo como el gran líder con esas grandes cualidades, respira profundo y disponte a expresarlo en tu vida diari




Compartelo en :



blog comments powered by Disqus