powered by
Socialbar
LA MEDITACIÓN , ESPIRITUALIDAD SHARE
Loading
TAGS
meditación relajación paz serenidad respiracion

RECOMENDACIONES
El estrés es algo inherente a la vida. El Dr. Peter Hanson, en su libro Stress for success, señala: “est...
"La oración y la meditación alimentan el alma" Og Mandino ¿Qué es lo primero que aparec...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
"La oración y la meditación alimentan el alma" Og Mandino
¿Qué es lo primero que aparece tu mente cuándo imaginas a alguien meditando? La imagen típica que viene a la mente de muchas personas es un individuo maduro de barbas largas y piernas entrecruzadas. Hay quienes sienten que la meditación es una práctica sólo para ciertos individuos o que implica necesariamente adoptar posturas difíciles y extrañas. Sin embargo, hay muchos tipos y formas diferentes de meditar, cada uno para distintos tipos de personas. Y hay por lo menos uno que es el indicado para ti.
Tal vez haya momentos en tu existencia en que tu ritmo de vida actual te haga experimentar estrés, ansiedad, desarmonía, atención dispersa, momentos en que pareciera que no tienes un claro control sobre tu mente y que tus pensamientos te bombardean generando desequilibrio en tu interior. Momentos en que anhelas experimentar tranquilidad, serenidad y paz. Si has vivido lo anterior, o simplemente tienes la inquietud de establecer una conexión más profunda con tu interior, o de vivir alegremente en plenitud, entonces en la meditación es para ti.
Click para Agrandar
Para meditar no es necesario pertenecer a ninguna religión ni adoptar cierto tipo de creencias, lo único que se requiere es la voluntad de hacerlo y conocer algunos tips generales para ello. Son muchísimos los beneficios obtenidos a través de la práctica de la meditación y si es tu deseo los podrás experimentar en tu propia vida.
¿Qué es la meditación?
La meditación es una práctica en que a través de ciertos pasos llegas a un estado interno que te permite tener una mayor conciencia sobre ti mismo o sobre algo de tu vida. Es una gran herramienta que te permite equilibrarte, descansar la mente y el cuerpo de la agitación del diario vivir y encontrar un espacio de paz, armonía y serenidad en tu interior.
Click para Agrandar
Meditar es vivir en el aquí y en el ahora, estar atento y ser plenamente consciente. Meditar es permitir a la mente entrar en un estado de quietud y de silencio interior, libre de los estímulos externos y pensamientos internos, para estar receptivo y gradualmente contactarte con lo más divino, con lo que realmente eres y reconocer tu conexión con todo lo que es. La oración es el acto mediante el que tú hablas y la Divinidad te escucha; cuando meditas te das la oportunidad de escuchar con tu interior lo que la Divinidad te expresa a ti.
Algunos de los principales beneficios para todo aquél que practique la meditación son:
- Alivio del estrés,
- Disminución de niveles de ansiedad,
- Aumento de la energía y vitalidad personal,
- Ayuda a conciliar el sueño y dormir de forma más placentera,
- Mejora el sistema inmunológico,
Click para Agrandar
- Armoniza la circulación sanguínea,
- Aumento en la concentración,
- Permite alcanzar mayores niveles de alegría y plenitud,
- Facilita el vivir en el aquí y en el ahora,
- Expande la conciencia.
Si deseas comenzar a disfrutar las maravillas de la meditación, es conveniente que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones:
- Elige un lugar especial para meditar, un lugar donde tengas algo de privacidad, un lugar tranquilo y sin muchos distractores. Puede ser tu habitación, el cuarto de estudio, algún jardín de tu casa.
- Separa algunos minutos dentro de tu rutina diaria que sean exclusivos para ti, para ese momento de meditación. Cinco minutos son suficientes para empezar, si es tu deseo los puedes aumentar gradualmente.
- Es conveniente contar con una silla o cojín que te permitan mantener una postura cómoda con la columna recta. Se recomienda no meditar acostado, pues es muy fácil quedarse dormido.
- Físicamente procura sentirte bien contigo mismo al meditar. Usa ropa holgada y de preferencia medita con el estómago ligero.
La mayoría de las personas al comenzar a meditar, se dan cuenta de que no es tan sencillo serenar la mente. Es importante tener presente que tal vez tu mente ha estado años sin un control de tu parte y es difícil pararla de golpe. Pero ahora has elegido estar en camino de comenzar a dirigir tu mente y no que tu mente te dirija. La meditación al igual que cualquier destreza, requerirá de tu constancia, recuerda que la práctica hace al maestro.
Click para Agrandar
La elección es tuya, mientras más pronto te des la oportunidad de meditar, más pronto comenzarás a experimentar de sus grandes beneficios.

Ejercicio para poner en práctica:
1.      Siéntate en una silla con la espalda recta, con las dos plantas de los pies en el suelo y las manos sobre las piernas.
2.      Cierra tus ojos y toma conciencia de tu cuerpo. Siente tu espalda en contacto con el respaldo, la temperatura de tu cuerpo, los sonidos del ambiente, tus manos en contacto con tus piernas.
3.      Centra toda tu atención únicamente en tu respiración.
a.      A través de tu nariz inhala lentamente aire hasta llenar tus pulmones.
b.      Retén en tu interior el aire un instante, lo que resulte cómodo para ti.
c.       Comienza a exhalar silenciosa y pausadamente el aire por tu boca.
d.      Mantén tu estado sin aliento un instante para luego comenzar otra vez el ciclo.
e.      Repite este ciclo el número de veces que consideres adecuado y al ritmo que te parezca cómodo y apropiado a tu cuerpo. Al inspirar puedes imaginar que junto con el aire impregnas tu ser de alegría y de paz. Al exhalar imagina que expulsas de tu cuerpo alguna tensión o inquietud.
4.      Mientras inhalas y exhalas permite a tu mente serenarse cada vez más, dale la oportunidad de liberarse por un momento del transcurrir cotidiano de pensamiento sin control. No te esfuerzes en luchar con tus pensamientos. Si alguno emerge en tu conciencia, déjalo pasar como si fuera un automóvil en una autopista, el pensamiento se irá, tu serenidad continuará.




Compartelo en :



blog comments powered by Disqus