powered by
Socialbar
TOMA DE DECISIONES , BIENESTAR MENTAL Y EMOCIONAL SHARE
Loading
TAGS
decisiones elegir posibilidades toma

RECOMENDACIONES
Nuestra vida es una continua toma de decisiones, desde las más sencillas hasta las más complicadas: qué sabor...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
Nuestra vida es una continua toma de decisiones, desde las más sencillas hasta las más complicadas: qué sabor de helado escoger, qué ropa usar hoy, qué preparar para comer, qué película ver en el cine, con qué pareja compartir la vida, en qué escuela inscribir a los hijos, etc., etc.
Para muchas personas genera una gran angustia el sentir si la decisión fue correcta o incorrecta. Deepak Chopra en El Libro de los Secretos, escribe: “Si te obsesionas por tomar la decisión correcta, estás asumiendo que el universo te recompensará por una cosa y te castigará por otra. Ésta es una asunción equivocada porque el universo es flexible: se adapta a todas tus decisiones. Correcto e incorrecto son sólo ideas…. El universo no tiene un programa definido. Una vez que tomas cualquier decisión, él opera alrededor de esa decisión. No hay correcto o incorrecto, sólo una serie de posibilidades que pueden cambiar con cada pensamiento, sentimiento y acción que experimentes..”.
La decisión que tomamos en cualquier momento es la mejor que podemos elegir, ya que responde al proceso de maduración psicológica que hemos alcanzado y a las circunstancias que en ese momento vivimos. En la actualidad podemos recriminarnos por elecciones tomadas en el pasado, pero en el presente nuestra maduración es diferente y ya nuestras experiencias nos brindan un panorama más completo desde el que analizamos el pasado. Por tanto, hay que dejar de torturarnos por una elección tomada en el. pasado y que actualmente calificamos como errónea.
Te puedes preguntar: ¿por qué soporté por tantos años ese trabajo en el que me sentía explotado y que no me satisfacía? ¿Por qué compré ese carro usado que a la larga fueron más problemas que soluciones? ¿Por qué soporté por tanto tiempo los maltratos y vejaciones de esa pareja de la que ya me separé? ¿Por qué permití que mi hijo viviera lejos de mí, al cuidado de otras personas? Y pueden ser miles más las recriminaciones que te puedes hacer. Para evitar en lo posible momentos de dolor, cuando tomes una decisión, pregúntate: “¿Qué posibles consecuencias vendrán de la decisión que estoy tomando? ¿Esas consecuencias son benéficas para mí y no dañan a nadie? ¿Esa decisión me traerá felicidad? Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, adelante con la decisión. Si tu intuición te dice que te traerá sufrimiento, no continúes.
Un ejemplo muy sencillo, y quizá demasiado frecuente: Alguien que está por iniciar una relación afectiva-sexual con una persona casada. Aunque ambas personas involucradas declaren vivir un enamoramiento, las consecuencias se perfilan como conflictivas, problemáticas, y con daños a terceras personas. Aunque sea muy doloroso, no continúes con la decisión de iniciar dicha relación, pues si va a ser a costa de mentiras y ocultamientos, no tardarán en llegar los problemas. Si en verdad es muy profundo el amor entre ambos, primero hay que concluir una relación antes de iniciar otra.
Tu cuerpo es muy noble, te envía señales que te ayudan a determinar si una decisión es correcta o no. Empieza a identificar en qué parte de tu cuerpo experimentas sensaciones agradables o desagradables cuando vas a decidir algo; si hay un gozo, paz, vas por el camino correcto, y todo perfila a que la decisión es correcta. Si hay inquietud, una ligera angustia, una molestia sutil en alguna parte de tu cuerpo, reconsidera el paso que vas a dar.
Cada vez tienes más elementos para orientar tu vida por caminos de equilibrio, paz y felicidad. Hay que aprender a aquietar la mente y disfrutar el aquí y ahora. Has sobrevivido a tus elecciones; muchas de ellas te proporcionaron grandes momentos de placer y bienestar, y quizá algunas otras te provocaron llanto y sufrimiento. Tú eres más que cualquier decisión individual. Hay una armonía en el universo, un flujo de los distintos acontecimientos que conecta el todo con todos. Hay una razón de ser de todo lo que acontece. Redimensiona cada una de las acciones que has realizado, y confía en que cada acto efectuado deja una enseñanza positiva. Como afirma Deepak Chopra: “…hay una inteligencia infinita operando en la dimensión oculta de tu vida. En el nivel de esta inteligencia, tus elecciones siempre están respaldadas.”
PARA PONER EN PRÁCTICA:
1) En cualquier momento que te sientas atormentado por alguna decisión que tomaste en el pasado y que te recriminas en el presente, suéltala, déjala ir. Imagina en la palma de tu mano una bola, del color que te sea apropiado, con la textura que desees, y que represente esa decisión a la que le has dado poder para dañarte.
2) Imagina detrás de ti, un poco más arriba que la altura de tu cabeza. una esfera de luz radiante, de color violeta, la cual representa el poder trasmutador de Dios.
3) Gira hacia atrás y lanza con mucha fuerza, como si fuera pelota de béisbol, esa elección tomada en tu pasado. Ve cómo absorbe le energía divina esa pelota y la deshace, liberándote de esa carga.
4) Respira lentamente, y agradece las bendiciones que has recibido a raíz de esa decisión.




Compartelo en :



blog comments powered by Disqus