powered by
Socialbar
VIVIR LA FELICIDAD , BIENESTAR MENTAL Y EMOCIONAL SHARE
Loading
TAGS
autoaceptación amor libertad gozo

RECOMENDACIONES
Por Louise Hay Los consejos de la famosa coach emocional para el desarrollo personal tomados de su libro &l...
¿Es para ti difícil la realidad económica que estás viviendo? ¿Estás agobiado por deudas? &ique...
El amor a los demás empieza por el amor a uno mismo. Sí, esto es fácil afirmarlo, pero para muchas personas no...


Cambiar el Tamaño de Letra :

Click para Agrandar
Definir el concepto de felicidad es una tarea poco fácil; existen muchas definiciones, algunas de ellas polémicas y controvertidas.
Según la filosofía oriental, “..la felicidad se concibe como una cualidad producto de un estado de armonía interna que se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo y no como un estado de ánimo de origen pasajero como generalmente se le define en Occidente.” (1)
En este artículo se compartirán algunas características de las personas que al parecer disfrutan cada momento, que prácticamente nada las saca de balance, como si estuvieran motivadas por una fuerza interior permanente que las hace estar sintonizadas con una sensación placentera de ser, de existir.
El ser humano ha tendido siempre a buscar la felicidad como una meta o un fin, como un estado de bienestar ideal y permanente al qué llegar.
No obstante, la realidad de la gran mayoría de las personas adultas demuestra otra cosa. Muchas personas están hundidas en una vida de sufrimientos e insatisfacciones, se consideran “víctimas” de personas, de circunstancias diversas, y no caen en cuenta que en ellas está la capacidad de ELEGIR SER FELICES. La vida es un constante tomar decisiones, y de cada quien depende si las decisiones que toma lo conducen a un mar de calma y bienestar o a un modo de vida conflictivo y turbulento,
Quizá una de las mejores definiciones de un hombre feliz es la que se encuentra en el libro de Wayne Dyer Tus Zonas Erróneas, en la que expresa características de una persona que ha eliminado sus zonas erróneas: (TZE p.297 y ss.)
“Es posible que una persona liberada de zonas erróneas nos parezca un personaje de ficción, pero la liberación de los comportamientos autodestructivos no es un concepto mitológico; más bien se trata de una posibilidad real…”
“Las personas libres de zonas erróneas son muy distintas a la gente común y corriente. Y aunque su aspecto es como el del normal de la gente, ellos tienen unas cualidades muy particulares que en ningún caso son raciales, socioeconómicas o sexuales…Pueden ser ricos o pobres, hombres o mujeres, blancos o negros, vivir en cualquier parte y hacer casi cualquier cosa…”
“En primer lugar, y esto será lo más evidente, verás que es gente que disfruta de virtualmente todo lo que les brinda la vida; gente que se siente cómoda haciendo cualquier cosa y que no pierde el tiempo quejándose o deseando que las cosas fueran de otra manera. Sienten entusiasmo por la vida y quieren todo lo que pueden sacar de ella. Les gusta salir de excursión, ir al cine, leer, practicar deportes, asistir a conciertos, visitar ciudades, granjas, contemplar animales, montañas y realmente casi todo. Les gusta la vida. Cuando estás cerca de gente así, notarás la ausencia de lamentos e inclusive de suspiros pasivos. Si llueve, les gusta. Si hace calor, lo disfrutan en vez de quejarse….No se trata de disfrutar de todo lo que sucede, sino de una sabia aceptación de lo que es, de una rara habilidad para deleitarse con la realidad. Pregúntales lo que no les gusta y les costará darte una respuesta honesta….¿Les gustan los gatos? Sí. ¿Los osos? Sí. ¿Los gusanos? Sí. Y aunque las molestias como enfermedades, sequías, mosquitos, inundaciones y otras calamidades no les producen placer ni las aceptan con entusiasmo, es gente que no gasta sus momentos presentes quejándose por ellas o deseando que no fueran así. Si hay que destruir ciertas situaciones, ellos tratarán de destruirlas. Y disfrutarán haciéndolo… Realmente aman la vida y se sumergen en ella disfrutando de todo lo que les brinda…
“La gente sana y realizada está libre del sentimiento de culpa y de toda la ansiedad que se produce cuando se usan los momentos presentes inmovilizándose por hechos que sucedieron en el pasado. Ciertamente pueden reconocer que han cometido errores y pueden prometerse que evitarán repetir ciertos comportamientos que resultaron contraproducentes de alguna manera, pero no malgastan su tiempo arrepintiéndose por algo que hicieron y que desearían no haber hecho…Dan la impresión de que saben reconocer que la vida ya vivida es eso, y que por más mal que uno se sienta al respecto, nada podrá hacer para cambiar lo que pasó….No los verás nunca manipulando a los demás diciéndoles lo malos que han sido, ni tampoco podrás manipularlos tú con las mismas tácticas…”
“Esta gente vive ahora en el presente y no en el pasado o en el futuro. No se sienten amenazados por lo desconocido y buscan nuevas experiencias que no les son familiares…. Estos individuos gozan siempre porque sencillamente se dan cuenta de lo absurdo que es esperar para disfrutar…"
“…Es gente que se encuentra fuera del nido, y aunque puede sentir gran amor por su familia y estar muy ligados a ella, piensan que la independencia es más importante que la dependencia en todas las relaciones humanas…Si alguien los necesita, rechazan esta necesidad por encontrar que es perjudicial para la otra persona tanto como para ellos mismos. Quieren que las personas que ellos aman sean independientes, que hagan sus propias elecciones y que vivan su vida por sí mismos….”
“..Son muy independientes de la opinión de los demás, sin importarles prácticamente nada si a la otra persona le gusta lo que ellos dicen o hacen…No es que sean insensibles al aplauso o a la aprobación: parecen no necesitarlos. Pueden ser incluso bruscos porque son honrados y no envuelven sus mensajes con frases cuidadosamente pensadas para complacer a los demás . Si quieres saber lo que piensan, eso será exactamente lo que te dirán…"
”Saben reír y hacer reír. Descubren el humor en casi todas las situaciones y se pueden reír de los acontecimientos más absurdos….jamás usan el ridículo para hacer reír. No se ríen de la gente, se ríen con la gente…"
“Son gente que se acepta a sí misma sin quejas. ..Saben cuál es su aspecto físico y lo aceptan. Si son altos, perfecto, pero si son bajos también. La calvicie está muy bien, lo mismo que una frondosa cabellera. Pueden soportar el sudor. No falsean su aspecto físico…Nada de esconderse detrás de artificios ni de disculparse por lo que son… “.
“Tienen una percepción muy especial en lo que respecta a la conducta de los demás y lo que a otros les puede parecer complejo e indescifrable, para ellos es claro y comprensible. Los problemas que inmovilizan a tanta gente son a menudo sólo pequeñas molestias para ellos…”
“No son gente enfermiza. No creen en la inmovilidad que producen los resfriados y los dolores de cabeza. Creen en su propia capacidad para deshacerse de esas enfermedades y no andan contándole a los demás lo mal que se sienten…Tratan bien a sus cuerpos. Se quieren a sí mismos y en consecuencia comen bien, hacen regularmente ejercicio (como sistema de vida)…”
“Otra característica ….es la honestidad. Sus respuestas no son evasivas ni pretenden mentir respecto a ninguna cosa… Consideran que la mentira es una distorsión de su propia realidad y rehúsan participar en cualquier tipo de comportamiento que sirva para engañarse a sí mismos."
”Esta gente no culpa a los demás. La orientación de su personalidad es interna y rehúsan responsabilizar a los demás por lo que ellos son. Por lo mismo, no pierden mucho tiempo hablando de los demás, ni están obsesionados por lo que otros hacen o dejan de hacer. No hablan de la gente ¡hablan con ella!...No se meten en habladurías ni propagan informaciones tendenciosas y malvadas. Están tan ocupados en vivir su propia vida con eficiencia que no tienen tiempo de ocuparse de las pequeñeces que saturan la vida de mucha gente…”
“No creen que el mundo debe ser de alguna manera especial. No se preocupan mayormente por el orden y la limpieza. Existen de una manera funcional y si todo no es tal cual ellos quisieran, encuentran que eso también es correcto. Para esta gente, la organización es simplemente una manera útil de actuar y no un fin en sí misma. Y justamente por esta falta de neurosis organizativa es por lo que son creativos.."
“No tienen miedo al fracaso. No equiparan el éxito en una empresa con el éxito como ser humano…."
“Sus valores no son valores locales. No se identifican con la familia, el vecindario, la comunidad, la ciudad, el estado o el país. Se consideran a sí mismos como parte de la raza humana y para ellos un austríaco cesante no es mejor ni peor que un californiano cesante. No son patrióticos respecto a una frontera especial. Más bien se ven a sí mismos como parte de la humanidad."
“Más significativamente aún, estos individuos se aman a sí mismos. Están motivados por un deseo de crecer y siempre que les dan la opción para hacerlo, se tratan muy bien a sí mismos."
Las características anteriores son sólo algunas de las que menciona Wayne Dyer; vale la pena que en algún momento leas el libro completo.
PARA PONER EN PRÁCTICA:
1) De las características enunciadas en este artículo subraya aquéllas que identificas en ti, y felicítate por reconocer esos rasgos positivos y anímate a seguir siendo feliz.
2) Si de los puntos enunciados son muy pocos los que identificas en ti, hoy es un muy buen día para empezar a vivir la felicidad. Recuerda que la felicidad es una decisión, no algo que va a llegar por accidente a nuestra vida.




Compartelo en :



blog comments powered by Disqus